03 Homologación del Plan de Cuentas

Homologación del Plan de cuentas en la Contabilidad

Muy a menudo se escucha el término homologación del plan de cuentas.

Esto de homologación del plan de cuentas, puede concebirse como el proceso de consolidar diferentes estructuras de planes de cuentas, con la posibilidad de integrar toda la información en uno solo.

Cuando integras la información de diferentes planes de cuentas para diseñar un solo plan de cuentas optimizado, extiendes la perspectiva de análisis de los resultados alcanzados.

Ahora quizás me preguntes:

¿Por qué debo homologar mi plan de cuentas, acaso es necesario?

Antes de responderte, déjame decirte que con homologar el plan de cuentas, te ahorrarás una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en la preparación de Estados Financieros tanto para los directivos de la entidad como para los Organismos de control.

No quiero generar mal interpretaciones,  no estoy tratando de decir que con homologar tu plan de cuentas, estarás llevando doble contabilidad, una para los directivos de la empresa y otra para los organismos de control. No…

Como sabes, la doble contabilidad puede ser concebida como defraudación, pero el homologar tu plan de cuentas, sencillamente agiliza la emisión de información para varios usuarios.

Con frecuencia, cuando los Organismos de control solicitan a las entidades la presentación de información proveniente de los Estados Financieros, al final del cierre del ejercicio se suele realizar la identificación y asignación de rubros de acuerdo a lo requerido (llamado también MAPEO) . Esto puedo evitarse en su mayoría.

Entonces, ¿ es necesario homologar un plan de cuentas?

Pues no, eso depende de tus necesidades de información, de las necesidades de información de organismos de control nacionales y del cumplimiento con los Estándares Locales e Internacionales de Información Financiera.

Que tal si Homologamos parcialmente un Plan de Cuentas para las partidas de Ingreso y vemos de forma práctica este proceso de homologar un Plan de Cuentas.

Ejemplo: Consideremos que un Organismo de Control(1) decide que todas las entidades apliquen NIIF.  Además, dado que la política fiscal establece que puede pagarse parcialmente el impuesto sobre las ventas de contado y en el mes siguiente, la diferencia del impuesto por las ventas a crédito, la entidad decide tener una estructura de plan de cuentas, que le permita conocer cuánto es el valor de las ventas a crédito y de las ventas de contado.

Si la Entidad de Control 1 requiere información en base a una estructura NIIF, como la siguiente:

Mientras que la entidad aspira tener información orientada a:

Al final nuestro plan de cuentas homologado podría resultar así:

Tenemos una combinación ordenada que nos permitirá reportar información para el Organismo de Control y sobre todo para atender las necesidades de información de la empresa.

Éxitos…

Willigran Charco – Founder & CEO in FC

¡REGISTRATE GRATIS!

Y recibe las últimas novedades en Temas Contables y Financieros.
Solo Ingresa Tu E-mail, ahora mismo.

privacy Nosotros respetamos tu privacidad, tu información estará protegida.

1 Comment

  • ANGELA RUIZ

    Reply Reply 28 marzo, 2014

    Con el ejemplo me aclaró totalmente el panorama, porque no entendía el concepto de homologación de cuentas, nosotros lo estudiamos como sub-clasificación de cuentas.

    Gracias por sus contenidos.

Leave A Response

* Denotes Required Field